La elevación de seno maxilar es una técnica avanzada que se utiliza en el maxilar superior cuando hay una atrofia moderada o severa del sector posterior y necesitamos ganar altura ósea para poder colocar implantes dentales.

Esta técnica la podemos combinar con la colocación de implantes de manera simultánea e incluso con carga inmediata (dientes en el mismo día) en la mayoría de casos.

Tras la intervención, la colocación de los dientes definitivos oscilará entre 4 y 6 meses. Hasta ese momento, el paciente podrá hacer vida normal con unos dientes provisionales fijos altamente estéticos y funcionales desde el primer día de tratamiento.

¿Cómo lo hacemos?

Diagnóstico

Antes de realizar una elevación de seno realizaremos un TAC 3D, imprescindible para obtener un diagnóstico por imagen lo más preciso posible. Esta exploración radiológica nos permite estudiar la anatomía del seno maxilar de la manera más exacta antes del tratamiento.

Procedimiento

Consiste en ocupar unos milímetros de la parte inferior del seno maxilar para generar una regeneración ósea y poder, de esta manera, conseguir la cantidad de hueso suficiente para colocar los implantes de la longitud adecuada. Es procedimiento se realiza con anestesia local y dura alrededor de 45 minutos.

Seguimiento

Al cabo de una semana, se realizará una revisión en que se retirarán los puntos de sutura y se evaluará el resultado de la intervención.

Prótesis definitiva

A los 4-6 meses de la intervención, una vez se ha consolidado la regeneración ósea y la osteointegración de los implantes (unión del implante al hueso), se coloca la prótesis definitiva.

Esto se realiza después de varias pruebas para asegurar el perfecto ajuste de la prótesis sobre los implantes. Su color, tamaño, forma y transparencia son completamente naturales. En nuestro centro empleamos las técnicas y los materiales más novedosos que permiten que el recubrimiento de porcelana esté hecho diente a diente. Con ello se consigue un alto grado de estética y naturalidad.

Recomendaciones

Después de la intervención, recomendamos una serie de pautas que hay que seguir:

  • Evitar alimentos duros.
  • Evitar alimentos calientes
  • Aplicación de frío local en la zona.
  • Puede haber inflamación e hinchazón de la zona, que son totalmente normales. Por ello hay que seguir el protocolo de medicación postoperatoria prescrita por el especialista.
  • Durante los primeros tres días no practique deportes intensos ni de inmersión acuática.