Alternativas a los implantes dentales: pros y contras

Tanto por razones estéticas como funcionales, la pérdida de una o varias piezas dentales es un problema que no deberíamos pasar por alto. Y es que no solo afecta a la apariencia física, sino también a la capacidad de hablar y masticar correctamente, y a la salud bucodental en general.

Con lo cual, si queremos mantener una buena calidad de vida, es conveniente encontrar una solución adecuada para reemplazar los dientes perdidos y restaurar la funcionalidad y la estética de nuestra sonrisa.

En estos casos, los implantes dentales suelen ser la opción más recomendada debido a su eficacia y durabilidad. Sin embargo, al tratarse de un proceso invasivo y cuyo precio puede llegar a ser elevado, cada vez son más las personas las que buscan alternativas a los implantes dentales que se adapten a sus necesidades y circunstancias individuales. 

En este sentido, a continuación te explicamos cuáles son las alternativas más habituales y cuáles son los pros y contras de cada una de ellas.

¿Es malo poner un diente sin implante?

Debes saber que poner dientes sin implantes puede tener consecuencias negativas para nuestra salud bucodental a largo plazo. Además de la propia pérdida ósea, pueden surgir otras complicaciones como los problemas de masticación, el desgaste dental y el desplazamiento de los dientes adyacentes. 

Cuando no existe un implante que sustente el hueso, la persona puede experimentar la pérdida de más dientes con el tiempo. Además, pueden producirse problemas de masticación debido a una distribución desigual de la fuerza al masticar, pudiendo llegar a provocar molestias e incluso dolor. Además, el desplazamiento de los dientes adyacentes puede afectar la alineación de toda la dentadura y causar problemas de mordida y estética.

Por tanto, para valorar las diferentes opciones de tratamiento y determinar la mejor solución para cada caso individual es fundamental consultar a un dentista. Un profesional dental podrá llevar a cabo un análisis exhaustivo de la salud bucodental del paciente y recomendar el tratamiento más adecuado para evitar complicaciones a largo plazo y garantizar una sonrisa saludable y funcional.

Cuándo se suele recomendar una solución alternativa al implante dental

Aunque siempre son preferibles los implantes dentales, hay casos en los que el dentista puede recomendar ciertas alternativas a los implantes:

  • Pacientes con problemas de salud previos que no pueden someterse a cirugía.
  • Personas que no pueden costear el tratamiento de implantes.
  • Personas que prefieren evitar procedimientos quirúrgicos invasivos.
  • Pacientes con condiciones médicas que aumentan el riesgo de complicaciones durante la cirugía dental.

Alternativas a los implantes dentales

Dos de las alternativas a los implantes dentales que más popularidad han ido ganando en los últimos años son los puentes dentales y las prótesis dentales fijas. Los puentes dentales ofrecen una solución fija utilizando el resto de dientes como soporte, mientras que la dentadura postiza fija sin implante permite una mayor facilidad de limpieza y mantenimiento. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que pueden tener limitaciones, como la pérdida ósea o las molestias durante su uso. Por eso, siempre es fundamental consultar a un dentista para encontrar la mejor opción en función de las necesidades y características individuales del paciente.

Puente dental

El puente dental es una prótesis fija que reemplaza uno o varios dientes perdidos utilizando dientes adyacentes como soporte. Esto permite, por ejemplo, poner una muela sin implante.

Gracias a ello, es posible restaurar la función masticatoria y la estética dental. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el proceso de tallado de los dientes adyacentes puede resultar invasivo y no es reversible. Además, el diente postizo sin implante no estimula el hueso subyacente, lo que puede provocar pérdida ósea a largo plazo. 

A pesar de todo, sigue siendo una opción viable para aquellos que no pueden optar por los implantes dentales, ya sea por limitaciones económicas o por contraindicaciones médicas. 

Prótesis dentales fijas sin implantes

Otra opción es quitar los dientes y poner una dentadura postiza fija sin implantes. Estos “dientes postizos” se pueden quitar y poner fácilmente, lo que hace que la limpieza y el mantenimiento diario sean mucho más cómodos. 

Eso sí, aunque son una solución más económica, pueden presentar ciertas limitaciones. Por ejemplo, algunos pacientes pueden experimentar incomodidad o dificultad para hablar y comer con normalidad, especialmente al principio. Además, al igual que los puentes dentales, tampoco previenen la pérdida ósea a largo plazo, ya que no proporcionan el estímulo necesario al hueso subyacente. 

Con lo cual, es posible que haya que realizar ajustes periódicos para mantener una alineación adecuada y evitar problemas como la irritación de las encías o la movilidad de la prótesis. A pesar de ello, las prótesis dentales fijas sin implantes siguen siendo una opción muy popular para aquellos que buscan una solución rápida y asequible para reemplazar los dientes perdidos.

En definitiva, tanto los puentes dentales como las prótesis removibles tienen sus pros y contras. Por eso, lo más recomendable es consultar con un dentista para encontrar la solución que mejor se ajuste a tus necesidades.

También te puede interesar

Osteointegración de un implante dental
Qué es la osteointegración de un implante dental y por qué es crucial para los implantes dentales
Leer artículo
Paciente con dolor de muelas por caries
Caries dentales: prevención y tratamiento para evitar la pérdida de dientes
Leer artículo
Herpes labial
Herpes oral
Leer artículo
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?