Caries dentales: prevención y tratamiento para evitar la pérdida de dientes

El cuidado de la salud bucal es fundamental para nuestro bienestar general, y, en este sentido, uno de los problemas más habituales que afectan a personas de todas las edades son las caries dentales, lo que no solo puede causar dolor e incomodidad, sino que, además, puede provocar la pérdida de dientes si no se trata adecuadamente. 

Por eso, para mantener una óptima salud bucal y evitar complicaciones mayores, es fundamental entender las causas, los síntomas y los métodos de prevención de las caries.

¿Qué son las caries dentales?

Las caries dentales son zonas dañadas en la superficie dura de los dientes que se convierten en pequeños agujeros o cavidades. Cuando comemos y bebemos, las bacterias de nuestra boca van descomponiendo los azúcares y almidones, y produciendo ácidos que van erosionando el esmalte dental y formando cavidades. 

Si no se detectan y tratan a tiempo, estas cavidades pueden hacerse cada vez más profundas, alcanzando las capas internas del diente y llegando a causar una infección grave, poniendo en riesgo la estructura del diente y debilitándolo, llegando incluso a ocasionar la pérdida de las piezas dentales.

¿Por qué salen las caries?

Las caries en los dientes pueden aparecer por diversos factores:

  • Mala higiene bucal: no cepillarse los dientes ni usar hilo dental con regularidad favorece que las bacterias se vayan acumulando y se forme placa dental, una película pegajosa que produce ácidos dañinos.
  • Dieta rica en azúcares y almidones: consumir alimentos y bebidas azucaradas o con altos contenidos de almidón sin una limpieza adecuada contribuye al crecimiento de bacterias dañinas.
  • Falta de flúor: el flúor es un mineral que ayuda a fortalecer el esmalte dental, haciéndolo más resistente a los ácidos. Una carencia de flúor puede aumentar el riesgo de desarrollar caries.
  • Boca seca: la saliva ayuda a neutralizar los ácidos producidos por las bacterias y a eliminar los restos de alimentos. Una producción insuficiente de saliva puede favorecer la aparición de caries.

¿Cuáles son los síntomas de las caries?

El inicio de las caries suele ser imperceptible y no causar dolor. Normalmente, comienza con la desmineralización del esmalte, que puede manifestarse en forma de manchas blancas en los dientes. Si esta progresión no se detiene, la caries avanzarán hacia la dentina, la capa más blanda que hay debajo del esmalte, causando mayor daño y sensibilidad.

Los síntomas de las caries pueden variar según la gravedad y la ubicación de la caries, pero los más habituales son los siguientes:

  • Dolor de muelas: un dolor constante o intermitente puede indicar la presencia de caries.
  • Sensibilidad dental: sensibilidad al consumir alimentos o bebidas calientes, frías o dulces.
  • Manchas visibles: manchas blancas, marrones o negras en la superficie de los dientes.
  • Agujeros o cavidades: pequeños agujeros visibles en los dientes.
  • Mal aliento: la acumulación de bacterias puede causar mal aliento persistente.

¿Qué pasa si no te quitas las caries? Posibles complicaciones de las caries

Ignorar los dientes con caries puede tener consecuencias graves, ya que el problema empeorará y terminará causando infecciones y un dolor más intenso. 

La caries debilita la estructura del diente, lo que puede producir fracturas o daños adicionales, y, en algunos casos, incluso la pérdida del diente afectado.

Además, las bacterias de las caries pueden propagarse a otras partes del cuerpo, dando lugar a complicaciones sistémicas. Por este motivo, es muy importante tratar las caries a tiempo.

En este sentido, algunas de las complicaciones de las caries que suelen darse con mayor frecuencia son las siguientes:

  • Infecciones: la propagación de bacterias a la pulpa dental puede causar abscesos, infecciones severas y dolorosas que pueden requerir tratamiento de emergencia.
  • Pérdida de dientes: la destrucción de la estructura dental puede dar lugar a la pérdida del diente afectado.
  • Problemas masticatorios: el dolor y la pérdida de los dientes pueden dificultar la masticación y afectar al proceso digestivo.
  • Problemas estéticos: las caries visibles pueden afectar a la apariencia de la sonrisa, influyendo en la autoestima de la persona.

¿Cómo prevenir las caries dentales?

Aunque las caries dentales son un problema habitual, afortunadamente puede prevenirse. Con una buena higiene bucal, una dieta balanceada y visitas regulares al dentista, podemos evitar la aparición de caries y las complicaciones que pueden derivarse de ellas. De esta forma, podemos mantener una sonrisa saludable y evitar la pérdida de dientes. 

Higiene bucal adecuada

El primer paso para prevenir las caries es llevar una adecuada higiene bucal, lo que incluye:

  • Cepillado regular: cepillarse los dientes al menos dos veces al día con una pasta dental con flúor.
  • Uso de hilo dental: usar hilo dental diariamente para eliminar la placa y los restos de alimentos que pueden quedar entre los dientes.
  • Enjuague bucal: utilizar un enjuague bucal con flúor para ayudar a fortalecer el esmalte y reducir la cantidad de bacterias.

Dieta balanceada

Mantener una dieta equilibrada es fundamental para disfrutar de una buena salud dental y reducir el riesgo de caries. En este sentido, es conveniente evitar o reducir el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y ricos en almidón. En su lugar, es preferible optar por alimentos ricos en fibra, frutas, verduras y productos lácteos, que ayudan a mantener nuestros dientes y encías saludables.

Visitas regulares al dentista

Las visitas periódicas al dentista son esenciales para la prevención y detección temprana de las caries. De esta forma, es posible identificar áreas problemáticas antes de que se conviertan en un problema grave y prescribir el mejor tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento para las caries dentales?

El tratamiento de las caries depende de la gravedad del problema, pero los más habituales suelen ser los siguientes:

  • Flúor: en las etapas iniciales, los tratamientos con flúor pueden ayudar a revertir la desmineralización y fortalecer el esmalte.
  • Empastes: para caries más avanzadas, se utilizan empastes para rellenar las cavidades y restaurar la estructura del diente.
  • Coronas: en casos de daño más grave, puede que sea necesario colocar una corona para cubrir y proteger el diente dañado.
  • Tratamiento de conducto: si la caries ha alcanzado la pulpa, la solución para eliminar la infección y salvar el diente suele ser un tratamiento de conducto.
  • Extracción dental: en casos extremos, cuando el diente no puede ser salvado, la única opción puede ser la extracción de la pieza dental.

También te puede interesar

fotos web 1920 x 1080
Confianza y lealtad del paciente, valores añadidos de la marca Vericat
Leer artículo
perdida-de-piezas-dentales
Estas son las consecuencias de no tener dientes
Leer artículo
Dr. Alberto Vericat. Vericat Valencia
Vericat – Dr. Alberto Vericat: “Trabajamos para recuperar la felicidad de nuestros pacientes”. 
Leer artículo
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?