Unidad atrofia maxilar severa

La unidad de Atrofia Maxilar Severa nace de la experiencia de 14 años tratando casos complejos de falta de hueso en el maxilar. La ha creado el Dr. Vericat para optimizar, mejorar y ofrecer resultados fiables y predecibles a los pacientes con este tipo de problema.

El objetivo es proporcionar una solución avanzada a los pacientes a los que no se les puede realizar un tratamiento convencional de implantes al no tener la cantidad de hueso necesaria.

El objetivo de la unidad de AMS

Gracias a la Unidad de Atrofia Maxilar Severa, los pacientes con poco hueso también tienen a su disposición una solución de implantes y dientes fijos en 1 día

La técnica que el Dr. Vericat realiza para estos pacientes es la de implantes cigomáticos. Se trata de unos implantes que se anclan a la parte baja del pómulo para poder colocar los nuevos dientes fijos.

Esta técnica ofrece unos excelentes resultados por lo que es el tratamiento de primera elección para estos casos.

A lo largo de todos estos años el Dr. Vericat y su equipo han estudiado todos los casos tratados, y su respectiva evolución, de forma que se ha establecido un protocolo de trabajo muy similar al del resto de tratamientos de implantes inmediatos.

¿Por qué se pierde hueso en el maxilar?

Fundamentalmente son dos la causas por las que perdemos hueso en nuestros maxilares:

· Haber llevado dentadura postiza durante muchos años provoca la reabsorción del hueso maxilar. De esta forma, un tratamiento de implantes dentales convencional resulta prácticamente imposible.

· Sufrir periodontitis avanzada o una piorrea muy agresiva acelera la reabsorción del hueso maxilar.

Beneficios de los implantes cigomáticos para el paciente.

La técnica de implantes cigomáticos es compatible con la carga inmediata. Es decir, al paciente se le colocan los implantes y los dientes fijos el mismo día.

Esto permite al paciente hacer una vida normal a las pocas horas de salir de la clínica. Incluso puede comer una dieta sólida de consistencia moderada esa misma noche.

Gracias a la Unidad de Atrofia Maxilar Severa más de 250 pacientes han recuperado una función masticatoria normal, pudiendo sonreír desde el primer día como lo harían con dientes naturales

TESTIMONIOS
Lo que dicen nuestros pacientes