¿Es seguro hacernos radiografías dentales?

Una de las dudas más recurrentes en el gabinete dental es precisamente acerca de una de las herramientas
fundamentales en nuestros tratamientos: las radiografías. Las pruebas radiológicas nos permiten obtener
información del estado del hueso, los dientes y los tejidos; permitiéndonos realizar diagnósticos precisos y
tratamientos efectivos.

Sin embargo, el uso de estas pruebas supone la exposición a radiación y suele ser motivo de preocupación
para los pacientes. ¨¿Es seguro hacerse radiografías dentales? Me hicieron una hace un mes, ¿Puedo estar tranquilo
si realizo más?.

La respuesta es sí. En términos generales, las radiografías o pruebas radiológicas son seguras cuando se
realizan de manera adecuada y con las precauciones necesarias
. Los equipos modernos están diseñados
para minimizar la exposición que recibimos y reducir al mínimo los riesgos.

Dosis de radiación de una radiografía dental

De hecho, la dosis de radiación que recibimos por una radiografía es menor a la que recibimos del entorno
natural procedente del sol o los materiales radiactivos presentes en la tierra y el aire. Incluso la radiación
recibida por un solo viaje en avión equivale a miles de radiografías dentales.

Según el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), recibimos una dosis media anual de radiación de 3,7 mSv,
que proviene de la radiación natural, el sol, alimentos y bebidas, etc. y solo el 10% es producido por el uso
de la radiación en medicina. En comparación, una radiografía dental supone 0,005 mSv.

Radiografía dental y embarazo

Los beneficios clínicos y diagnósticos de las radiografías dentales suelen superar ampliamente los riesgos
asociados con la exposición a esta forma radiación. No obstante, la evaluación individual de cada paciente
es esencial. Si estás embarazada, es importante informar a tu odontólogo permitiendo tomar medidas
adicionales para reducir la exposición a la radiación durante el embarazo
o determinar el momento más
adecuado para llevar a cabo las pruebas necesarias durante la gestación.

En resumen, las radiografías dentales son una herramienta valiosa en el cuidado bucodental y, cuando se
realizan de manera adecuada, son seguras. Cualquier inquietud específica por parte del paciente puede ser
abordada con el profesional para brindar información adicional y generar confianza en el proceso.

Autora: Patricia Gómez Mañas 

Odontóloga especializada en Cirugía Oral en Vericat Instituto de Formación Madrid

También te puede interesar

Osteointegración de un implante dental
Qué es la osteointegración de un implante dental y por qué es crucial para los implantes dentales
Leer artículo
Paciente con dolor de muelas por caries
Caries dentales: prevención y tratamiento para evitar la pérdida de dientes
Leer artículo
Herpes labial
Herpes oral
Leer artículo
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?